La Luna llena del 5 de mayo se presentó nuevamente con la llamada Super Luna, que coincide con el perigeo o momento en que nuestro satélite está más cerca de la Tierra durante su órbita.

Este fenómeno del cambio en el tamaño aparente de la Luna lo explicó en su época el astrónomo Johannes Kepler hace casi 400 años, según cita la Universidad de Astronomía de Altai. El describió que la órbita de la Luna alrededor de la Tierra no es circular, sino elíptica, causando que en una de las secciones de la órbita se encuentre a 50.000 km más cerca de la Tierra.

Durante su órbita la Luna cruzó el ecuador terrestre el 2 de mayo y su cara más visible desde entonces apunta directamente al hemisferio sur, donde llegará a su declinación mayor el 8 de mayo a 21.43 grados S. La Luna llena será durante este período.

“Es una situación en que la Luna está un poco más cerca de la Tierra en su órbita que el promedio, y este efecto es más notable cuando se produce al mismo tiempo, como durante una Luna llena. Por lo tanto, la luna puede parecer grande, aunque la diferencia en su distancia de la Tierra es sólo un pequeño porcentaje en esos momentos”, según el Doctor James Garvin el jefe científico del Goddard Space Flight Center de la NASA.

Se llama Supermoon porque se trata de una alineación muy notable que a primera vista parece tener un efecto. “El ‘super’ en Supermoon en realidad es sólo la apariencia de estar más cerca”, destaca Garvin.

Para el autor de numerosas fotografías de la Luna durante perigeo y apogeo, el griego Anthony Ayionamitis, el cambio en el diámetro aparente de la luna es un fenómeno de cada mes y es algo que se puede observar en cualquier Luna al mirar con mucho cuidado a la luna llena y la luna trece días más tarde o la luna trece días antes.

En el apogeo, la Luna está a unos 406.500 Km de distancia de la Tierra, y según Ayionamitis, “el diámetro aparente es de alrededor de 29,5 mientras que, en el perigeo, que es de aproximadamente 356.500 Km de distancia, señala que se caracteriza con un diámetro aparente de alrededor de 33,6”.

Según la NASA los efectos asociados a la Super Luna son efectos menores, de acuerdo a los reportes de sismólogos y vulcanólogos. “No debería afectar el balance de energía interna de la Tierra, ya que hay mareas lunares todos los días”, informa James Garvin.

Aún así, Garvin reconoce que culturalmente existen muchos dichos respecto a la gran Luna llena en perigeo.

La mayoría de las predicciones están dadas por los navegantes. Su experiencia les dice no navegar durante esta Luna llena en perigeo, por las fuertes olas y las corrientes oceánicas.

Fuente: La Gran Época, www.space.com
Artículo original de lagranepoca.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here