Uno de los mayores desafíos de la humanidad es la creciente contaminación ambiental. Muy poco se está haciendo al respecto para lograr los objetivos fijados en la Cumbre del Cambio Climático de París, pero este rotulador super ecológico puede ayudar un poco en capturar la contaminación ambiental y darle un uso práctico.

Los “Air-Ink Pens” aparecen en el mercado como una opción ecológica a la escritura. Como todos sabemos, los marcadores o bolígrafos contienen tinta sintética y están hechos de plástico, y para nadie es un secreto lo que el plástico le hace al ambiente. Los lápices también requieren de grafito y madera.

Práctica solución

Estos nuevos marcadores funcionan con tinta obtenida a partir de las partículas de carbono de combustibles fósiles, capturadas directamente del ambiente. Para captar el Co2, se coloca un pequeño dispositivo en los tubos de escape de los autos y camiones. Este se enciende automáticamente con el motor del vehículo y atrapa las micropartículas de carbono, que representan el 80% de los gases residuales de la combustión interna.

La empresa Graviky Labs desarrolló, bajo el liderato de Anirudh Sharma, un proceso por medio del cual las partículas de carbono son purificadas de los metales pesados y las sustancias cancerígenas, y el restante se transforma en tinta que puede servir tanto para escribir como para obras de arte y muralismo. Un solo marcador Air-Ink capta entre 30 y 50 minutos de contaminación ambiental generada por autos.

 photo estosmarcadoresconviertenpolucion2.jpg

Diversos estudios han demostrado que cerca de 20.000 muertes prematuras están relacionadas con la exposición a los gases de residuos de combustión de fósiles. Los datos también relacionan la exposición al hollín de combustibles con unos 300.000 casos anuales de asma, solo en Estados Unidos.

Fuente: http://www.lr21.com.uy, Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here