[dropcap]E[/dropcap]l comportamiento de las abejas, hormigas o luciérnagas pueden inspirar el desarrollo de programas informáticos, según el grupo de investigación de la Universidad de Extremadura (UEx) “Arco”, Arquitectura de Computadores y Diseño Lógico en España.

La investigación, publicada recientemente en la revista científica “IEEC”, es el fruto de la colaboración de informáticos y biólogos en el ámbito de la llamada computación bioinspirada, que parte del comportamiento inteligente de la naturaleza,

Secuenciación del ADN

“Arco” desarrolla estudios a partir de la observación de las colmenas de abejas productoras de miel, y las conclusiones de sus investigaciones apuntan al desarrollo futuro de un programa informático o software al servicio de otras investigaciones y aplicaciones, principalmente en el ámbito de la secuenciación del ADN.

El sistema de trabajo que establecen 3 tipos de abejas en la colonia -obreras, observadoras y exploradoras- traducido a la informática significa que las flores son la solución a un determinado problema y el polen representa la calidad de la solución.

[box_dark]Los algoritmos informáticos reproducen este proceso, buscan soluciones cercanas y, de entre las mejores, optan por las de mayor calidad y eficiencia.[/box_dark]

Búsqueda de patrones

El proceso repetido numerosas veces proporciona soluciones razonadas susceptibles de ser aplicadas a determinados campos de investigación relacionados con la genética y la evolución de las especies.

Los algoritmos bioinformáticas son útiles en el campo de la biología porque permiten la búsqueda de patrones, es decir, de pequeñas secuencias de ADN que se repiten en el genoma humano o de otro ser vivo, de modo que es posible descubrir nuevos genes, etiquetar la función de algún gen o incluso de cierta proteína.

Fuente: EFE, Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here