41 views 0 comments

El Rainbow Warrior III ve la luz en el 40 aniversario de Greenpeace

by on 9 noviembre, 2011
 

El nuevo Guerrero del Arco Iris o Rainbow Warrior III de Greenpeace, un barco velero construido con materiales totalmente sostenibles, atraca desde ayer bajo los altos edificios del centro financiero de Londres en su viaje inaugural por Europa.

Los ecologistas estrenan su buque insignia al cumplirse cuarenta años de su primera acción en defensa del medio ambiente en 1971, cuando un reducido grupo de activistas trataron de detener unas pruebas nucleares estadounidenses en Alaska.

Planeta en peligro

Joel Stewart, el capitán del navío ha participado en innumerables campañas alrededor del mundo durante más de dos décadas, con las que se ha protestado en contra de pruebas nucleares, se ha tratado de frenar la sobrepesca y evitar la caza de ballenas y se han detenido cargamentos de madera ilegal a través de los océanos.

El capitán aseguró que los activistas no corren grandes riesgos en esas misiones y sostuvo que “el que verdaderamente está en peligro es el planeta”.

“Los sistemas marinos están perdiendo la capacidad de absorber CO2 y producir oxígeno, y los vertidos y emisiones de la industria contaminan el agua y la comida. Esas cosas son peligrosas, no las campañas de Greenpeace”, afirmó Stewart a la agencia EFE.

Un barco respetuoso con el ambiente

El Guerrero del Arco Iris III tuvo un costo cercano a los 30 millones de dólares, recibiendo donaciones de figuras como Paul Mcartney o Leonel Messi. Puede llevar a bordo a 32 marineros y tiene capacidad para que un helicóptero aterrice en él. La nave dispone de 1.288 metros cuadrados de velamen que permiten ahorrar cuatro toneladas de combustible al día y un pequeño motor eléctrico para realizar maniobras y recorridos cortos.

Ahora, Greenpeace estrena por vez primera un buque diseñado específicamente para cubrir las necesidades de los ecologistas y que se ha proyectado de modo que todo su ciclo de vida sea sostenible, desde su sistema de navegación hasta los materiales con los que se ha fabricado.

El velero cuenta con una planta de potabilización de agua marina, así como con un sistema de depuración para sus residuos orgánicos y un sistema de reciclaje para el resto de desechos

Fuente: EFE, Agencias

Be the first to comment!
 
Leave a reply »

 

Leave a Response