[dropcap]U[/dropcap]n grupo de investigadores presentó evidencias de que actualmente existe presencia de mercurio en la atmósfera, provocada por el hombre miles de años atrás. La investigación busca promover reducciones significativas en las emisiones para estabilizar los niveles actuales del elemento tóxico en el ambiente.

Publicado por la revista especializada Global Biogeochemical Cycles, el estudio muestra datos históricos sobre las emisiones de mercurio hasta el año 2000 antes de nuestra era. De igual forma, expertos de la Universidad de Harvard en Estados Unidos confeccionaron nuevos modelos ambientales del ciclo del mercurio que comprenden las interacciones entre la atmósfera, el mar y la tierra firme.

Mercurio2

Responsabilidad humana

Estos modelos defienden que los humanos son los principales responsables de la mayor cantidad de emisiones de mercurio que hoy se realizan en el planeta. El análisis también revela que la mayoría del mercurio emitido al ambiente termina en el océano después de unas pocas décadas y permanece allí durante siglos.

Asimismo, los especialistas afirman que la contaminación por mercurio no comenzó con la Revolución Industrial, sino que se ha emitido esta sustancia al ambiente desde miles de años atrás. El artículo asegura que el 60% del mercurio que actualmente está depositado en la atmósfera proviene de actividades humanas del pasado.

También sostiene que el 13% de las deposiciones actuales de la sustancia tiene un origen natural, mientras que el 27% proviene de las emisiones generadas por actividades humanas actuales. En estos momentos las emisiones provienen principalmente de centrales eléctricas alimentadas con carbón y de la extracción minera de oro de manera generalmente artesanal.

MERCURIO EN EL EBRO.

Mercurio en la mesa

Según los autores del estudio, el mercurio tarde o temprano encuentra su camino hacia el mar y entonces los microbios de ecosistemas acuáticos lo convierten en metilmercurio, compuesto orgánico que se acumula en peces. Para los científicos, de esta forma el elemento tóxico puede acabar en los platos de comida de las personas.

Estudios previos establecen que el Mercurio tiene un número de efectos negativos sobre los humanos como son daño al sistema nervioso, reacciones alérgicas, irritación de la piel, cansancio, y dolor de cabeza.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here