El gobierno de Donald Trump sigue imparable en sus políticas agresivas contra el ambiente. Sin olvidar la transcendental decisión de retirar a Estados Unidos del Acuerdo de París sobre cambio climático, la administración Trump está adoptando desde hace un año una larguísima lista de medidas que ponen en peligro el futuro de las energías renovables, el control de los productos tóxicos o la protección de la calidad del aire, los espacios naturales y las especies de fauna y flora.

Pese a ello, la presión social parece que hace efecto y puede paralizar alguna de las decisiones ambientales de la administración que preside Donald Trump.

 photo eeuutrumpaparentementepierdelabatalla2.jpgA la espera de un anuncio oficial

El Servicio de Pesca y Vida Salvaje de Estados Unidos confirmó el día 16 de noviembre en su página web que de forma inmediata ha empezado a emitir permisos para “la importación de trofeos de caza de elefantes” capturados en Zimbabue y Zambia entre enero de 2016 y diciembre de 2018. De hecho, esta semana se mantiene esta información en la página de este servicio oficial de la administración de Estados Unidos.

Miembros de este mismo servicio dependiente de la administración Donald Trump indicaron a la cadena ABC News que, además de elefantes, también han comenzado a emitir permisos para la importación a Estados Unidos de trofeos de leones cazados en Zambia y Zimbabwe.

La decisión del Servicio de Pesca y Vida Salvaje provocó una rápida reacción de protesta en Estados Unidos y a escala internacional. La protesta incluyó la distribución a través de internet de una fotografía de uno de los hijos de Donald Trump en el que muestra la cola cortada a un elefante, como pieza de trofeo de caza.

(Este 22 de noviembre el Servicio de Pesca y Vida Salvaje de EEUU no ha mostrado señales de cambio ni de haber acatado lo dicho por Trump, ni en su sitio web o cuenta de twitter).

 photo eeuutrumpaparentementepierdelabatalla.jpgCambio de opinión

La reacción parece haber sido tan rotunda que el propio Donald Trump ha publicado un apunte en su cuenta oficial en Twitter en el que afirma que suspende la decisión de permitir la importación de trofeos de caza hasta disponer de más información al respecto. Curiosamente, el Sevició de Pesca y Vida Salvaje de Estados Unidos no ha difundido ninguna información respecto a la decisión anunciada por su presidente.

La polémica ha sido difundida durante los últimos días por diversos medios de comunicación en Estados Unidos. ABC News, por ejemplo, ha destacado la versión oficial que todavía mantiene la web del Servicio de Pesca y Vida Salvaje. Esta explicación indica que los permisos de importación de trofeos se pueden conceder atendiendo a que -en su opinión- la caza regulada y legal ayuda a la supervivencia de las especies en peligro en la naturaleza.

 photo eeuutrumpaparentementepierdelabatalla4.jpgLos funcionarios no proporcionaron ningún detalle adicional sobre los procedimientos para autorizar la importación de trofeos de caza de leones, aunque han indicado que la concesión de estos permisos requiere un trámite de al menos 45 días, según indica la cadena de noticias, sin hacer ninguna mención al tuit del presidente Trump.

Este fin de semana Trump volvió a opinar sobre el tema al compartir en Twitter lo siguiente: “La decisión del trofeo de gran caza se anunciará la próxima semana, pero me costará trabajo cambiar de opinión sobre que el espectáculo de terror ayuda a la conservación de los elefantes o cualquier otro animal”.

Preocupante disminución

La población de leones africanos ha disminuido un 42% en los últimos 20 años, según la African Wildlife Foundation. En 2016, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE.UU. incluyó a los leones africanos en la lista de especies en peligro debido a la “dramática disminución de las poblaciones de leones en la naturaleza”. Esta decisión señalaba que las importaciones de torfeos de caza de leones africanos “estará prohibida” de forma genérica pero podrán emitir permisos “cuando se justifique que la importación mejorará la supervivencia de la especie”. Esta normativa, de doble interpretación, se aplicaría a Sudáfrica y a partir de ahora también a Zambia y Zimbabwe; además de estudiarse la aplicación a Mozambique, Namibia y Tanzania, según ABC News.

Los defensores de la conservación y los animales discuten que el dinero recaudado por los turistas y las tarifas de cacería realmente ayuda a la conservación, y dice que las personas que quieren ver animales vivos en la naturaleza reciben más dinero.

”Los elefantes africanos y los leones africanos generan miles de millones de dólares en actividades económicas en África, pero impulsan esa actividad solo cuando están vivos”, ha afirmado Wayne Pacelle, presidente de la Humane Society of the United States. “Matarlos se deduce de sus poblaciones, disminuye las experiencias de observación de la vida silvestre para otros, y roba a los países de África sus mejores recursos”.

Para continuar haciéndole seguimiento a esta situación puedes visitar las siguientes web y cuentas en redes sociales:

https://twitter.com/USFWSIntl
https://twitter.com/realDonaldTrump
https://www.fws.gov/international/permits/by-activity/sport-hunted-trophies-elephants.html
https://www.whitehouse.gov/

Fuente: http://www.lavanguardia.com, La Opinión, Agencias

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here