Un video subido por una cuenta de Instagram en la que aparecen tres aficionados a la pesca deportiva de Florida arrastrando a un tiburón atado a una cuerda con una lancha a toda velocidad ha creado enorme polémica en todo el mundo.

Las denuncias lograron que los responsables resultaran siendo acusados formalmente de dos delitos graves de “crueldad animal”.

Torturan por diversión

Los protagonistas de las desafortunadas imágenes grabaron el vídeo de su tortura al escualo por pura diversión, mientras se reían del agonizante animal, el pasado mes de julio. En Estados Unidos han definido la acción como un “linchamiento animal”.

Los nombres de los acusados por la fiscalía del Condado de Hillsborough son Michael Wenzel, Robert Lee Benac y Spencer Heintz.

Fuente: http://www.lavanguardia.com, Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here