Una nueva directriz de la administración Trump anunció esta semana la reversión de esta regulación y aseguró que los restos de elefantes y leones legalmente cazados en Zimbabue y Zambia ahora se pueden importar a Estados Unidos como trofeos. En junio de 2016 Estados Unidos anunció una “prohibición casi total” del comercio de marfil, responsable de la cacería ilegal de miles de elefantes africanos en riesgo de extinción. Eso significaba que solo se permitía el comercio de armas, muebles, instrumentos musicales u otros objetos que contengan menos de 200 gramos de marfil.

EE UU era en el momento de adoptarse la normativa el segundo mayor mercado de marfil del mundo, por detrás de China. La reglamentación no solo aumentaba las restricciones a la importación de piezas de marfil, era muy específica en el caso de los elefantes africanos salvajes. La medida trataba así de dificultar la caza furtiva y cerrar las lagunas legales que hacían de puerta trasera al mercado negro.

Terrible disminución

El cambio de la regla de esta semana se aplica a los elefantes fusilados en Zimbabue a partir del 21 de enero de 2016, y a aquellos legalmente autorizados a ser cazados antes del final del próximo año. Se ha establecido una regla similar para Zambia, donde el Censo del Gran Elefante estima que los números de los animales han disminuido de 200,000 en 1972 a poco más de 21,000 el año pasado.

Los elefantes africanos están en riesgo por la cacería por deporte o para la obtención del marfil de sus colmillos. Según el primer Censo del Gran Elefante que se hizo en el 2016 con análisis de los últimos 7 años en 18 países reveló que cada día mueren en África 96 elefantes. A este paso, la especie podría desaparecer de ese continente en apenas 10 años.

Aunque en Estados Unidos están categorizados como una especie amenazada bajo la Ley de Especies en Peligro, el actual Servicio de Pesca y Vida Silvestre aseguró en una declaración oficial que las grandes sumas que son cobradas por los permisos para cazar elefantes “realmente podrían ayudarlos devolviendo ingresos muy necesarios a la conservación”.

¿Normativas a la medida de su familia?

Durante el nuevo anuncio del actual gobierno, no se explicó qué cambió en este país. De hecho, el mismo Censo de Elefantes confirmó que este país había perdido el 6% de estos paquidermos durante el último año. Según trascendió, este viernes se publicará una explicación en el Registro Federal, consignó The Washington Post.

El magnate republicano da así un nuevo paso para distanciarse de las políticas adoptadas por Barack Obama. El demócrata impuso durante la recta final de su mandato una serie de medidas legales para frenar el comercio de marfil, entre las que se encuentra la prohibición de vender este artículo de lujo a nivel interestatal. Para darle más relevancia, lo anunció durante una visita oficial a Kenia.

Eric Trump y Donald Trump Jr. (en la foto) desataron la polémica en la campaña electoral con unas fotos posando cuando estaban de cacería en África. Se les veía con cadáveres de antílope, leopardo, búfalo y cocodrilo gigante. Había una en particular en la que se veía a Donald cogiendo una cola de elefante y un cuchillo. El padre les defendió y aprovechó para decir que es un creyente del derecho a la posesión de armas.

Indignación

Las reacciones favorables y críticas ante la medida no se han hecho esperar. Paul Babaz, presidente de la organización Safari Club International celebró la decisión. En un comunicado oficial aseguró que esta es una medida positiva para Zimbabue y Zambia porque “el Servicio de Pesca y Vida Silvestre reconoce que la caza es beneficiosa para la vida silvestre y que estos países saben cómo manejar sus poblaciones de elefantes”.

La medida fue calificada como una ”Una conducta lamentable”, por la ONG The Elephant Project, que recuerda que a diario mueren un centenar de paquidermos en todo el mundo. La organización WWF —fondo para la protección de la naturaleza— señala que se producen precisamente más “carnicerías” de elefantes y otras especies en peligro en las zonas donde se permite la caza deportiva. “Chocante”, lamentan desde The Humane Society.

Fuente: http://www.univision.com/, https://elpais.com/, Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here