El puma oriental ahora está oficialmente extinto. Este grande y hermoso felino solía vagar en busca de alimento por los bosques, montañas y pastizales en todos los estados al este del Mississippi, pero no se ha visto en las últimas ocho décadas. Aunque el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE.UU. (FWS) abrió una revisión sobre el estado del animal en 2011, fue recién en 2015 que los biólogos federales de vida silvestre finalmente concluyeron que no hay evidencia de que quede población alguna.

Estos mismos especialistas habían pedido que el puma oriental fuera retirado de la Ley de Especies en Peligro de Extinción, y sus deseos se cumplieron, pero de la peor manera: La subespecie (Puma concolor cougar) fue declarada extinta. Habían estado en la lista desde 1973, aunque nadie había visto ninguno en las tres décadas anteriores. Se cree que el último ejemplar probablemente fue asesinado por cazadores en Maine en 1938.

Volver a equilibrar el ecosistema

En los 80 años desde el último avistamiento confirmado, ha habido algunos que aseguran haberlos visto. Pero el FWS señala que estos ejemplares probablemente sean fugados de zoológicos y colecciones privadas o que los pumas occidentales amplíen su rango hacia el este. Esto se basa en el hecho de que no hay evidencia científica o física para apoyar que hay sobrevivientes.

La desaparición de este gran felino podría ser, paradójicamente, algo bueno. Significa que ahora se les debe permitir a los estados que se han evitado durante décadas reintroducir animales de la población occidental, con el fin de que estos se reproduzcan y no se cree un desbalance en el ecosistema.

“Necesitamos grandes carnívoros como los pumas para mantener sana la cadena alimentaria, por lo que esperamos que los estados del este y del medio oeste los reintroduzcan”, aseguró Michael Robinson, defensor de la conservación del Centro para la Diversidad Biológica, en un comunicado . “Los pumas podrían frenar la sobrepoblación de ciervos y las enfermedades transmitidas por garrapatas que amenazan la salud humana”, agregó.

De acuerdo con un documento reciente que detalla estos beneficios, los pumas son buenos para la salud humana en varios sentidos. No solo reducen el número de garrapatas liberadas al medio ambiente, al comerse a los ciervos, sino que también salvan vidas al reducir las colisiones entre ciervos y automóviles.

Fuente: http://www.lr21.com.uy, Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here