Ecologistas esperan que la próxima cumbre proporcione mejores resultados

0
10

Las organizaciones y fundaciones ecologistas como Greenpeace o Equo se van de Cancún con sus últimas esperanzas puestas en la reunión de Durban (Sudáfrica) de 2011, ante unos acuerdos que reconocen de “mínimos” pero que también provocan decepción y preocupación.

En declaraciones a EFE, el responsable de cambio climático de Greenpeace en España, Carlos Bravo, se ha alegrado porque la cumbre de Cancún haya sido “mínimamente exitosa”, tras el fracaso de Copenhague, en el sentido, ha dicho, de que se ha logrado que no descarrile el proceso negociador.

A su juicio la presidencia mexicana ha trabajado mucho para lograr un acuerdo de mínimos, que lleve a tener una “cierta esperanza” de que el año que viene en Durban se logre un acuerdo.

Acuerdo Definitivo en Durban

Pero Durban, ha advertido Bravo, no puede ser otro paso más, tiene que ser el del acuerdo definitivo porque “ya no queda tiempo. Es la ultima oportunidad”, y si no se consiguen objetivos claros y un financiamiento adecuada entonces la situación “será dramática”.

Para este especialista ha resultado muy importante que Cancún haya reconocido que la temperatura no debe subir más de dos grados, en línea con lo que vienen sosteniendo los científicos, y para ello las emisiones deben reducirse entre un 20 y un 40% por ciento para el 2020.

Faltó más

No obstante, Equo ha juzgado los acuerdos “claramente insuficientes” y ha señalado en nota de prensa que ponen en evidencia la falta de “voluntad política y compromiso” de los principales gobiernos ante un hecho tan grave e irrefutable como es el cambio climático.

“Es cierto que hay aspectos positivos, pero no podemos sentirnos satisfechos”, porque se ha dejado la firma de un acuerdo vinculante para la cumbre de Sudáfrica en 2011, ha afirmado el director de Equo, Juan López de Uralde.

Decepción y preocupación

Por su parte, Pablo Cotarelo, de Ecologistas en Acción, ha manifestado su “decepción y preocupación” por los resultados logrados, A su juicio, Cancún “ha pasado por encima de la justicia climática” que defienden las organizaciones y no ha establecido ningún compromiso para los países industrializados.

En su opinión, una vez más se retrasa la toma de decisiones, lo que es “intolerable dada la gravedad de la situación”

También ha señalado que una vez más se pone de manifiesto que los gobiernos no están a la altura y que actúan de forma cortoplacista y muy presionados por las grandes compañías que cada vez tienen más fuerza ante el debilitamiento de los Estados.

Fuentes: EFE, Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here