El huracán Irma que azota a Cuba causó este fin de semana daños considerables a viviendas e instituciones estatales en las provincias de Ciego de Ávila y Holguín, en tanto se prosiguen las acciones para mitigar los efectos de este fenómeno meteorológico. En las localidades de Chambas, Morón y Bolivia -Ciego de Ávila- se reportaron destrozos en casas y entidades del Estado, pero sin pérdida de vidas humanas.

Mientras que en la oriental provincia de Holguín los territorios más afectados fueron Antilla, Banes, Gibara y Rafael Freyre. No se reportan fallecidos, ni heridos, pero sí se informaron daños en viviendas, instalaciones estatales, tendidos eléctricos y plantaciones cañeras y de plátanos.

Situación delicada en Camagüey

Radio Esmeralda -en la provincia de Camagüey- señaló que la estación de meteorología local reportó un acumulado de lluvia de más de 200 milímetros, las temperaturas oscilan entre los 24 y 25 grados Celsius, la humedad relativa es del 98 por ciento y las rachas de vientos de hasta 250 kilómetros por hora.

Más de 140 mil personas fueron evacuadas en Camagüey con el objetivo de preservar vidas humanas. Nuevitas, el municipio costero más habitado de esta provincia, recibió previamente especial atención en su puerto, uno de los más importantes del país.

En declaraciones a Radio Cadena Agramonte a la medianoche, la presidenta de la autoridad camagüeyana, Isabel González, dijo que las afectaciones preliminares causadas por el paso del huracán Irma por esta provincia no solo se registran en las zonas del litoral norte, sino en todos los municipios de esta provincia, a unos 700 kilómetros al este de La Habana.

Los mayores daños son causados por los fuertes vientos y la penetración del mar que genera este fenómeno hidrometereológico que impactó tierra cubana en Cayo Romano en el litoral norte camagüeyano, agregó González. Es la primera vez en 85 años, desde 1932, que un huracán Categoría 5 impacta la provincia oriental de Camagüey.

Ruido ensordecedor

Más de un millón de cubanos fueron preventivamente evacuados en todo el país, según las autoridades, sin que hasta el momento se hayan registrado víctimas.

El centro de Cuba ha amanecido los estragos causados por los vientos huracanados. En Caibarien, principal ciudad de la costa norte de Villa Clara, un periodista de la AFP informó de la irrupción de violentas ráfagas que provocaban un ruido “ensordecedor”. Los cerca de 40.000 habitantes de la ciudad permanecen enclaustrados en sus viviendas, en casa de amigos o en refugios abiertos por las autoridades.

Por su parte las provincias de Matanzas, Mayabeque y La Habana pasaron este sábado a la fase de alarma ciclónica, ante la llegada de afectaciones del poderoso huracán Irma, que avanza por la costa norte del centro de la isla, con categoría cuatro.

Riesgo de inundación

También fue establecida la fase de alerta ciclónica para Pinar del Río, el territorio más occidental del archipiélago, según un comunicado especial del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil (Emndc). Las extensas bandas de alimentación de Irma afectan prácticamente a todo el territorio cubano, desde las provincias orientales hasta el occidente del país, con lluvias fuertes y localmente intensas, acotó.

Adelantó que al final de la mañana comenzarán las inundaciones costeras en las provincias de La Habana, fundamentalmente en áreas el icónico Malecón capitalino, Mayabeque y Matanzas. El Emndc ordenó incrementar la información a la población en las provincias que se encuentran en las fases de alarma y alerta ciclónica, e hizo énfasis en la protección de las personas en lugares seguros, ante el impacto de los fuertes vientos y las inundaciones costeras que pueden ser considerables en varias zonas del litoral.

Las autoridades de la Defensa Civil prosiguen sus labores para mitigar los efectos de Irma, asegurando los alimentos, las comunicaciones y el bienestar de los personas que reciben albergue en los locales escogidos.

Fuente: Prensa Latina, AFP, Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here