140 views 0 comments

Corredor biológico en Latinoamérica para salvar al jaguar

by on 7 agosto, 2012
 

[dropcap]U[/dropcap]n ambicioso proyecto que busca consolidar un gran corredor biológico desde México hasta Argentina puede convertirse en la salvación del jaguar, el felino más grande del continente y que se encuentra en peligro de extinción.

El proyecto es impulsado por la organización no gubernamental Panthera, que se dedica a proteger a los felinos salvajes en el mundo y que en julio firmó con el Gobierno de Costa Rica un convenio para amparar el corredor biológico que atraviesa este país.

Firmado por 3 países

El coordinador de Panthera para Mesoamérica, el biólogo Roberto Salom, declaró a la agencia EFE que la organización ya firmó el convenio con Colombia, Honduras, Costa Rica, y que está cerca de hacerlo con Nicaragua, Panamá y Belice.

El objetivo, dijo Salom, es conectar los bosques de los 18 países latinoamericanos donde habita el jaguar para que las poblaciones del felino entren en contacto, haya intercambio genético y se garantice así su salud, reproducción y supervivencia.

[quote]”La iniciativa trata de conectar las poblaciones del jaguar desde México hasta Argentina. Hemos identificado núcleos de población saludables y el reto es cómo lograr una conectividad de los jaguares de una población a otra a través de corredores biológicos”, comentó Salom.[/quote]

Intervención humana

“El jaguar ha perdido más del 50% de su territorio original, pero los estudios en genética que hemos hecho nos han dado una luz de que todavía se mantiene una conectividad entre los jaguares de México y Argentina, a pesar de que en muchos países la cantidad de bosque ha disminuido”, expresó.

El ingreso del ser humano al hábitat del jaguar es una de las principales amenazas para la supervivencia del felino, a la que se une la deforestación y la cacería, incluso la de sus principales presas, como los venados, cerdos salvajes y otros mamíferos.

Otra de las iniciativas de Panthera es efectuar un estudio genético del jaguar en Costa Rica por medio de la recogida de heces o tejido con la ayuda de un perro entrenado específicamente para hallar las excretas y que ha sido bautizado como “Google” por su gran habilidad de búsqueda.

Este estudio es efectuado en conjunto con el Museo de Historia Natural de Nueva York y la escuela de Biología de la estatal Universidad de Costa Rica, y sus resultados estarán listos este año, dijo Salom.

Fuente: EFE, Agencias


Be the first to comment!
 
Leave a reply »

 

Leave a Response