El ministerio de Medio Ambiente advirtió que la alerta roja no es la máxima para contaminación del aire. Medellín podría pasar a una alerta violeta que implicaría que las personas, no podrían salir de sus casas, excepto con extremas medidas de seguridad.

“Después de la alerta violeta está la café. Esta es la peor porque podría generar un gravísimo daño al medio ambiente, y las personas definitivamente no podrían salir de sus casas”, afirmó Carlos Botero viceministro de Medio Ambiente.

Situación crítica

Señaló que es “urgente” tomar medidas para evitar el aumento en la alerta por contaminación. Los ciudadanos y las autoridades locales tienen el poder y la responsabilidad para cambiar esta situación, aseguró.

La Alcaldía de Medellín declaró la alerta roja en la capital de Antioquia  y en por lo menos diez municipios del Valle de Aburrá debido a la contaminación ambiental que se presenta en esta zona del país, Según informó el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez Zuluaga, la contaminación es crítica y la alerta está en Fase I.

Botero indicó que se está trabajando en varios frente para minimizar la  problemática: “Sabemos que Ecopetrol trabaja desde hace más de seis años en disminuir las partes por millón de azufre en el combustible y estamos trabajando con el ministerio de Transporte para hacer la chatarrización de carros que ya cumplieron una vida útil”. Y añadió: “otra propuesta que tenemos para Medellín y sus alrededores es verificar el ingreso de vehículos pesados. Está comprobado a nivel mundial que ellos generan el 50% de la contaminación del aire”.

400 buses saldrán de circulación

Las autoridades confirmaron que el aumento del parque automotor es del 711% tanto en vehículos como en motos. A esto se suma que del total de las partículas contaminantes, el 80% provienen del humo de los automotores.

Por esa razón, el alcalde Federico Gutiérrez anunció que antes de que finalice este año saldrán de circulación 400 buses que no cumplen con los requisitos técnico mecánicos y los cuales, en su mayoría, son modelos con hasta 20 años de antigüedad, lo que aumenta la presencia de las llamadas “chimeneas rodantes“.

“La única forma para que esto cambie es que seamos sostenibles, movilizándonos en vehículos de combustibles limpios. Los buses contaminan el 10 por ciento, hay unos que tienen unas chimeneas que dan mucha rabia, al 2019 deberá estar renovado el 70 por ciento del parque automotor“.

 photo WhatsApp Image 2017-03-22 at 9.49.39 PM.jpeg

Lo más preocupante, según el mandatario, es que el 46% de los vehículos que son revisados en los controles instalados en la ciudad no cumplen con la revisión técnico mecánica, pero sí tienen los certificados de los CDA, situación que comprobaría corrupción al interior de estos establecimientos y un “acto de trampa” por parte de los conductores, quienes están incurriendo en varios delitos que afectan la calidad del aire.

Fuente: http://www.lafm.com.co, http://www.rcnradio.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here