Falta de recursos, contaminación y conglomerados de gente recorriendo las asfixiantes calles asfaltadas de grandes ciudades, esos serán los principales problemas que experimentará la sociedad con el crecimiento de población que se ha producido en las últimas décadas.

Con la finalidad de erradicar estos problemas los grandes estudios de arquitectos del mundo y sus profesionales se han puesto manos a la obra para idear una solución mediante la conjugación de la arquitectura y la sostenibilidad. Estos audaces creadores han llegado a diseñar proyectos increíbles y casi selváticos, según muestra la revista Quo.

La Gwanggyo Power Centre ha sido diseñada por el estudio belga MVRDV. Sería una autentica ciudad verde que hospedaría hasta 77.000 habitantes. A pesar de que en la actualidad no se sabe exactamente en que momento se comenzará a construir, estará situada muy cerca de Seul en Corea del Sur.


En Corea del Sur, también se espera una increíble urbe sostenible de la que en 2009 ya se inauguró la primera fase. Diseñada por Kohn Perderson Fox, se denomina Songdo City y es la primera ciudad ubicua, capaz de integrar ordenadores en sus calles.


Ideada por Vincent Callebaut, Hydrigenase es una de estas ciudades sostenibles. La urbe poría llegar a elevarse hasta los 2.000 metros a 175 km/ h en caso de desastre natural, tan solo propulsada por su propio biohidrógeno.


A tan solo 17 kilometros de Abu Dabi, el estudio Foster & Partners espera construir una de las ciudades más respetuosas con el medio ambiente, se llamará Masdar. La gran urbe será capaz de hospedar hasta 40.000 personas y funcionará unicamente con energías renovables.


Try 2004, creado por el arquitecto Shimizu, está conformado por 55 pirámides similares a la de Keops en la bahía de Tokio. La estructura aprovecharía el viento como energía principal.


El sol y el viento harían posible que la energía electrica llegara a Dragonfly, una estructura que se asentaría en Nueva York y que incluiría desde oficinas y viviendas a estanques y campos de arroz.


Nada tiene que envidiar a los anteriores diseños el Anti Smog de Vincent Callebaut, que se encontraría situado en París y que estaría dirigido a la producción de energía limpias y renovables como la solar.


Por último, el proyecto Super Tower, creado por Popular Arquitectura, podría estar situada en Londres y rondaría los 1.500 metros de altura. El edificio albergaría todo tipo de instalaciones que la harían funcionar como una microciudad.

Fuente: Revista Quo, Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here