[dropcap]U[/dropcap]na nube tóxica cubrió esta semana a Beijing y otras ciudades chinas por cuarta ocasión este mes, afectando a una población preocupada porque a pesar de algunas medidas para aliviar esta situación el panorama se mantiene inalterablemente contaminado.

La situación es seria si se tiene en consideración que la polución abarcó un área de 1,3 millones de kilómetros cuadrados del país, según informó el Ministerio de la Protección Ambiental, reseña la agencia noticiosa Prensa Latina.

 photo polucionchina1_zps5a739687.jpg

Continúan las medidas de emergencia

Beijing, con sus 20 millones de habitantes, más de cinco millones de carros en sus carreteras e infinidad de desarrollos urbanísticos, aparece junto con la vecina Tianjin y las provincias de Hebei, Shandong y Henan entre las regiones más afectadas por esta intensa contaminación.

Los medidores instalados en la Embajada estadounidense en la capital china registraron el pasado miércoles 331 microgramos de partículas PM2,5 -de un diámetro inferior a las 2,5 micras y que por su tamaño pueden infiltrarse en los pulmones o la corriente sanguínea- por metro cúbico de aire. Esta cantidad es casi veinte veces el máximo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera aceptable, 25 microgramos por metro cúbico, informó por su parte EFE.

El nuevo alcalde de Beijing, Wang Anshun, se estrenó esta semana en su puesto con la adopción de medidas de emergencia cuando la capital volvió a verse cubierta de una espesa neblina. Entre las acciones tomadas destacan reducir en 30% el uso de los vehículos oficiales, suspender el trabajo en un centenar de las industrias más contaminantes y detener las construcciones.

 photo polucionchina3_zps7834ee8a.jpg

Congestión aérea

Vuelos suspendidos por la poca visibilidad añaden un toque adicional a la crisis ocasionada por la polución, ya que este es el momento del año en que más chinos viajan de un lado al otro del país y al extranjero para las celebraciones por el Nuevo Año Lunar, el próximo 9 de febrero.

La niebla opaca, además, la brillantez de los adornos que engalanan calles, edificios y comercios de Beijing en adelanto del también conocido como Festival de la Primavera. El recién confirmado alcalde de la capital afirmó que su prioridad será el medio ambiente.

Enero ha sido un mes especialmente negativo en lo que respecta a la contaminación en la capital china, desde que se registraron cotas históricas de polución el día 12, cuando la concentración de partículas PM2,5 alcanzó los 993 microgramos por metro cúbico de aire, o cuarenta veces el máximo recomendado por la OMS.

ALEMANIA - CONTAMINACIÓN

¿De dónde viene la contaminación?

La contaminación del aire en la capital china proviene del alto número de vehículos en circulación, el consumo de carbón -una de las fuentes de energía más contaminantes- y las emisiones de las numerosas fábricas en su suelo y las provincias cercanas.

Precisamente, los expertos aseguran que buena parte de la polución de la capital proviene de la industria pesada instalada en las provincias circundantes, por lo que sin acciones conjuntas las medidas que adopte la municipalidad tendrán un efecto limitado.

Otros abogan por adoptar medidas más drásticas, como la prohibición a los vehículos particulares de circular en días de alta contaminación.

Fuente: Prensa Latina, EFE, Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here