Chile adoptó esta semana nuevas medidas para mitigar los efectos del cambio climático, con un plan hacia el 2030 de reducir en más de un 30 por ciento las emisiones de carbono. El Ministerio de Energía del gobierno de Michelle Bachelet anunció que se trata de un nuevo paso a favor de los compromisos establecidos dentro de la Política Energética Nacional, y sobre la base del Acuerdo de París.

Andrés Rebolledo, titular de la cartera, resaltó que se trata de un plan ‘novedoso y desafiante a la vez’, con aportes significativos al recorte de emisiones contaminantes a 2030, punto de partida hacia las estrategias de 2050.

Un paso hacia delante

‘Es inédito y un primer paso que da Chile y el sector energía para establecer un marco de política de reducción de emisiones’, comentó Rebolledo. En fechas recientes, Chile dio nuevos pasos para derivar la generación eléctrica de fuentes de energía solar y eólica, con la expectativa de convertir al país austral en una potencia internacional (actualmente tiene un 17 por ciento).

El programa difundido este lunes proyecta la reducción en un 30% de su intensidad de emisiones a 2030, y de alcanzar un 35% si se masifica el uso de electricidad en la demanda final de energía.

Rebolledo se mostró esperanzado en que el uso de energía alternativa en sectores como minería, transporte público, centros comerciales y zonas residenciales serán esenciales para cumplir las metas de la COP21 de París. La ampliación del Metro de Santiago y el empleo en esta capital de buses eléctricos son algunas iniciativas que se ensayan en estos momentos.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here