Uno de los más grandes canódromos de Chile, donde cada semana decenas de animales eran obligados a correr por apuestas, fue clausurado por decisión de de la municipalidad tras varias denuncias de los vecinos del sector.

La iniciativa fue aplaudida por la ciudadanía que hace vida en la Comuna de Renca y las organizaciones animalistas.

La Asociación de Protección al Animal Abandonado, venía denunciando desde 2014 que estos perros eran drogados con efedrina, cocaína y mezclas de arsénico y clembuterol; todo con el objetivo de que alcanzaran mayor velocidad a la hora de la carrera.

Cruel tradición

Muchos galgeros, quienes hacen correr a los perros de esa raza, van a Chile para realizar esta práctica luego de la prohibición que se logro en Argentina en el año 2016 y que tiene en pie de guerra a este grupo de personas. En Chile ya comienza el trabajo para buscar su prohibición, donde organizaciones como Libera han levantado una campaña para que se termine esta cruel tradición, asimismo Animal Libre ya ha comenzado su trabajo para legislar en favor de los animales.

De esta manera lo cuenta Mauricio Serrano, director ejecutivo y fundador de la ONG: “La iniciativa seguramente va a ir algo similar a lo que fue en Argentina,  un proyecto de ley en esa materia, pero tenemos que resolver cuál puede ser la vía más efectiva a mediano o corto plazo. Eso vamos a evaluar este año”.



Fuente: AnimalLibre.org, Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here