Brasil está comenzando a recuperar un atraso de 15 años en el empleo de la energía solar, una fuente renovable que según especialistas hoy aporta apenas un 0,2% al padrón energético nacional.

Con la entrada en operación de las primeras grandes usinas la capacidad instalada, que era de menos de 90 megawtts (MV) en enero, debería alcanzar un Gigawatt para finales de este año, señaló el presidente de la Asociación Brasileña de Energía Solar Fotovoltaica (Absolar), Rodrigo Sauaia.

 photo brasilpreparaunproyectodenergiasolar2.jpg

Año crucial

A juicio de Sauaia, el país está viviendo un año crucial en este sentido, pues de acuerdo con estudios técnicos la luz solar en Brasil es muy superior a la de naciones mucho más avanzadas en el aprovechamiento de esta fuente energética, como Alemania.

Entre los factores que frenan el desarrollo de este tipo de energía, dijo el titular de Absolar citado por la plataforma de comunicación digital DINO, está la falta de interés político y la carencia de beneficios fiscales para los inversionistas en este terreno. Sería necesario reducir los impuestos para estimular las inversiones. Entonces muchas más personas, incluyendo los particulares, querrían entrar en este campo, opinó.

Uno de los proyectos que contribuirá para que Brasil recupere el terreno perdido en este ámbito será el de la usina de Pirapora, en el Estado de Minas Gerais, instalada en un terreno del tamaño de mil 500 campos de fútbol y donde será desplegados más de un millón de paneles solares. La implementación de este programa, operado por una empresa francesa, comenzó en septiembre último y la segunda de tres fases previstas comenzó ya la semana pasada a producir electricidad.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here