“Pienso en las vidas que ya no existen, las vidas de ellas y las de tantas otras personas afectadas por esta tragedia. Pienso en los pequeños pueblos de los que nunca habíamos escuchado, en los animales, el estilo de vida, las tardes desaparecidas, la calma que nunca más regresará, y siento una tristeza enorme, una rabia profunda y una vergüenza indescriptible por vivir en un país tan negligente e irresponsable”.

Cora Ronai
Columnista del periódico de O Globo de Brasil

El día 5 de noviembre de 2015, el colapso de una presa de la minera Samarco, controlada por Vale (Brasil) y BHP Billiton (Australia), derramó una avalancha de 62 billones de litros de desechos mineros de hierro sobre la cuenca del Río Doce (Río Dulce), en el sudeste de Brasil. “Antes la carga era más ligera”, decía Drummond. Después de recorrer más de 600 km trastornando a diversas ciudades bañadas por el río, el lodo se vertió en el Océano Atlántico este fin de semana.

Y si el impacto del lodo en el lecho del Río Doce ya era extremadamente preocupante, los especialistas advierten que los daños en el ecosistema marino podrían ser todavía mayores ya que éste es más vulnerable que el terrestre. El biólogo André Ruschi, director de la escuela Estación Biológica Marina Augusto Ruschi, de Espírito Santo, cree que los daños podrían equipararse a “secar el Pantanal”.

 photo derrameminasdegerais10.jpg

Foto: Apurina Krenak

Efecto desconocido para la fauna autóctona

La desembocadura del Río Doce está cerca de la área de desove de las tortugas laúd, la mayor y más rara especie de tortuga de la costa brasileña. La sincronización no podría haber sido peor: noviembre es la época de reproducción de las tortugas. El Projeto Tamar tomó la iniciativa de retirar los nidos del lugar, pero no se sabe cuál será el efecto a largo plazo, ya que el área podría quedar contaminada por el lodo y las tortugas siempre desovan en el mismo lugar año tras año.

El lodo tóxico contaminó el suelo y el agua de la cuenca del Río Doce, matando gran parte de la fauna y flora en su camino. Biólogos y ecologistas temen que el lodo altere el curso del río y su fauna para siempre ya que el lodo se debe sedimentar en el río cimentando su lecho y alterando la composición del agua. Se teme además que especies endémicas de la región se hayan extinguido.

El biólogo Maurício Ehrlich afirmó en la Folha de S. Paulo que el lodo puede transformar los márgenes del río en “desiertos de lodo” y que la recuperación del suelo puede llevar centenares de años (el tiempo necesario para la formación de un nuevo suelo).

 photo arca-de-noe.jpg

Arca de Noé

En entrevista para EsHoje, Luciano Magalhães, director del Servicio Autónomo de Agua y Alcantarillado (SAAE) de Baixo Guandu, órgano responsable del análisis de laboratorio pedido después del desastre, describió: “(El río) ya no sirve para nada, ni para irrigación ni para los animales, y mucho menos para consumo humano. El escenario es el peor posible”.

Pero si las autoridades brasileñas demostraron falta de liderazgo para mitigar el impacto del desastre, la población no tardó en tomar la iniciativa. Habitantes, pescadores y profesionales de biología organizaron operaciones “arca de Noé” en las cuales retiraban animales y plantas del río intentando salvar parte de la fauna y flora antes de la llegada del lodo. Los lugares afectados también recibieron donaciones de agua de ciudades vecinas.

El biólogo Marcos Tadeu Vago, de 32 años, residente de Guarapari es uno de los creadores de este proyecto que unió a la comunidad, de forma voluntaria y decidida logrando recuperar más de 500.000 peces, crustáceos, moluscos entre otros animales antes de ser alcanzados por el lodo tóxico.

“Para mí es fundamental defender el ambiente, por eso me encanta mi trabajo. Estuve cuatro días seguidos realizando esta acción de manera completamente voluntaria y ahora al ver los resultados y saber que todos estos peces y otras especies han sido protegidos es algo muy gratificante”, dijo Mark Vago.

 photo arca-de-noe3.jpg

Creando conciencia ambiental

Según este biólogo, la idea de “Arca de Noé” llegó a través de la aplicación móvil Whatsapp y ganó muchos seguidores rápidamente a nivel nacional. El biólogo quien también es profesor de un centro público de enseñanza en el Sur del Espíritu Santo, dijo que tiene la intención de poner en práctica un proyecto de sensibilización ambiental en las escuelas.

“El siguiente paso es recopilar fotos y desarrollar el proyecto para comenzar a crear conciencia ambiental en las escuelas”. Marcos dijo que sus padres viven en Colac, una de las primeras ciudades afectadas por el lodo tóxico. Cuando se enteró de todo lo que estaba ocurriendo allí, comenzó a movilizarse.

Por su parte el Grupo Independiente para el Análisis de Impacto Ambiental (GIAIA) creó un grupo en Facebook para movilizar una fuerza especial de científicos ciudadanos que orientase a la población sobre los protocolos de colecta de muestras de agua de río para posteriormente analizar de forma independiente su calidad. El GIAIA también lanzó un crowdfunding para financiar los costos de un estudio independiente sobre los impactos ambientales causados por el lodo. En pocos días, el grupo recaudó más de $ 70 mil reales, casi 50% más de la meta original.

 photo derrameminasdegerais14.jpg

Foto: Apurina Krenak

Existen precedentes de la irresponsabilidad de BHP Billiton

Sin embargo, a pesar de los esfuerzos ciudadanos para atenuar el daño, la población piensa que es fundamental castigar a los culpables de la tragedia: diversas peticiones en línea están circulando para exigir a la empresa y el gobierno justicia para las víctimas. 

El periódico del Instituto de Artes y Comunicación Social de UFF recordó que un estudio técnico de 2013 elaborado por pedido del Ministerio Público de Minas Gerais ya alertaba de los riesgos de rompimiento de las presas de Samarco.

El mismo periódico apuntó a la participación de la misma BHP Billiton en un desastre semejante en Papúa Nueva Guinea en los años 80, en el que billones de litros de desechos fueron derramados en el río Ok Tedi, afectando a cerca de 50 mil personas.

Fuente: https://es.globalvoices.org, http://rosimaramarinho.blogspot.com.co/, Agencias

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here