En una gran victoria para los animales, el Senado australiano acaba de firmar un proyecto de ley que prohíbe las pruebas en animales para cosméticos en todo el país.

Los legisladores australianos aprobaron el proyecto de ley como parte del Industrial Chemicals Bills 2017, un grupo de seis proyectos de ley que regulan el uso de productos químicos industriales. Una sección de los proyectos de ley prohíbe las pruebas en animales de ingredientes destinados a fines cosméticos en toda Australia.

Un primer paso

Específicamente, el proyecto de ley establece una “prohibición de pruebas en animales para aplicaciones de cosméticos”. Humane Society International (HSI) hizo una campaña para que el gobierno aprobara el proyecto de ley, según un comunicado de prensa en el sitio web de la organización. Como se explicó en el comunicado, el proyecto de ley incluye 11 medidas para garantizar que todas las formas de pruebas cosméticas en animales estén encapsuladas por la prohibición. Además, el proyecto de ley proporciona fondos que “respaldarán el desarrollo y la adopción de métodos modernos de prueba sin animales”.

Según el comunicado de prensa, el proyecto de ley se centra en los “nuevos” cosméticos y los ingredientes de estos. “Prohibirá los nuevos datos de pruebas en animales para todos los usos cosméticos de los ingredientes químicos introducidos en Australia, asegurando que los consumidores no estarán expuestos a la compra de cosméticos recientemente probados en animales incluso después de que la prohibición entre en vigencia”, dice la ley.

El énfasis en los nuevos cosméticos significa que los cosméticos sin crueldad que ya están en el mercado aún podrán ser vendidos, incluso después de que la prohibición entre en vigencia. Brian Quinlan, del Departamento de Salud, le dijo a Vogue Australia que el proyecto aún tienen algunos pasos más antes de convertirse en ley. Pero una vez que sean superados “la prohibición se aplicará a los datos de pruebas en animales obtenidos de las pruebas realizadas a partir del 1 de julio de 2020″.

Cada año, investigadores de todo el mundo prueban nuevos productos químicos e ingredientes cosméticos en millones de animales, incluidos conejos, ratones, chimpancés y perros, la mayoría de los cuales son asesinados después, según Beauty Lies Truth. Realmente no hay necesidad de seguir torturando animales, especialmente ahora que Australia ha asignado dinero para otros tipos de investigación cosmética. En una encuesta reciente, el 85% de los australianos dijeron que están en contra del uso de pruebas en animales para cosméticos.

Fuente: http://www.lr21.com.uy, Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.