El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) elevó de amarillo a naranja la alerta por la intensa ola de calor que invade a esta capital y provincias cercanas mientras las autoridades recomiendan varias medidas, especialmente para los niños y ancianos.

El color naranja, que tiene un efecto leve a moderado en la salud, se renovó este jueves tras las altas temperaturas de la víspera que alcanzaron los más de 38 grados, la más altas para un mes de febrero desde el año 1965.

Temperaturas insoportables

Aunque se avizora un cielo parcialmente nublado y vientos moderados, el calor sigue y desde horas tempranas se siente al igual que una intensa sensación térmica.

Tomar agua aunque no se sienta sed, evitar bebidas alcohólicas, con cafeína o con azúcar en exceso, muy frías o muy calientes, consumir alimentos ligeros, no exponerse al sol y no hacer actividad física intensa son algunas de las recomendaciones de las autoridades para enfrentar este golpe de calor.

Además de la capital, entre las provincias afectadas por esta ola de calor se encuentran La Pampa, Mendoza, San Luis, San Juan, La Rioja, Catamarca, Tucumán, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y Corrientes. Esta semana en el metro porteño, en hora pico, transitar por las escaleras o subirse en una de las líneas a la hora de regresar a casa era insoportable.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.