Colombia tiene 31.702 humedales que ocupan alrededor de 20 millones de hectáreas, según informó el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible al presentar el mapa de estos recursos que está en la fase final de su elaboración. Este censo incluye cuerpos de agua inferiores a 25 hectáreas que están ubicados en 1.094 de los de los 1.124 municipios del país.

El viceministro de Ambiente, Pablo Vieira Samper, y representantes de otras instituciones científicas, presentaron en Bogotá las primeras conclusiones del “Mapa de humedales de Colombia”, con el que se busca tener una identificación cartográfica de estos ecosistemas.

 photo humedalescolombia1.jpg

Delicado ecosistema

La delimitación de los humedales comenzó en 2010 y 2011 con imágenes de satélite luego de los desastres ambientales causados por las inundaciones asociadas al fenómeno de La Niña. En el mapa se muestra que en las zonas donde hay humedales vive el 87 % de la población colombiana, es decir, unos 29 millones de personas.

Las ciudades con el más alto potencial de humedales son Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla. La Cuenca del Orinoco cuenta con el 34 % de estos ecosistemas, lo cual la convierte en la región con mayor presencia de humedales, seguido por la Amazonía con un 14 % del total nacional.

 photo humedalescolombia2.jpg

En la lista de la Convención de Ramsar, que promueve “la conservación y el uso racional de los humedales”, Colombia tiene registrados solo los seis principales. Son ellos el sistema delta estuarino del río Magdalena (norte), el complejo de humedales laguna del Otún (centro), el delta del río Baudó (oeste), la laguna de La Cocha (suroeste), el sistema lacustre de Chingaza (centro) y los humedales de la Estrella Fluvial Inírida en la Orinoquía (este).

Según la Política Nacional de Humedales Interiores, estos ecosistemas están representados principalmente en ciénagas, lagunas, pantanos, sabanas y bosques inundados. Vieira Samper aprovechó la presentación del mapa parcial para pedir que la población tenga conciencia de la importancia de estos ecosistemas y una mayor corresponsabilidad de quienes viven cerca de zonas como los páramos o los humedales.

Fuente: EFE, Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here