Más de mil 800 millones de personas en el mundo utilizan en la actualidad aguas contaminadas para el consumo con el riesgo de contraer cualquier tipo de enfermedades.

Así lo confirmaron cifras citadas por el presidente sudafricano, Jacob Zuma, durante su discurso de apertura de la Cumbre y Expo del Día Mundial del Agua, con sede en la ciudad costera de Durban, al este de Sudáfrica. Zuma, en nombre del Grupo de Alto Nivel sobre el Agua (HLPW) de las Naciones Unidas, hizo un llamado a la acción urgente a los líderes internacionales para unirse y hacer más a favor un mayor acceso al líquido y al saneamiento.

Objetivo de desarrollo

La convocatoria busca a su vez, inspirar el trabajo común en la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, en particular el número seis referido a garantizar la disponibilidad de agua potable para todos en el año 2030, haciendo de este un tema clave en la lucha por erradicar la pobreza extrema.

El mandatario destacó el Informe 2017 sobre el Desarrollo del Agua en el Mundo -presentado este miércoles en la apertura del encuentro de tres días- busca la atención sobre este sensible problema en el intento por lograr un compromiso colectivo. La reunión, que tiene lugar en el Centro Internacional de Convenciones Inkosi Albert Luthuli, coincidió con el Día Mundial del Agua, que se celebra anualmente cada 22 de marzo.

Según la Comisión de Población y Desarrollo de la ONU, la población del planeta -en la actualidad en casi siete mil 300 millones de personas-, podría llegar a nueve mil 700 millones en 2050, con más de tres mil 100 millones de residentes adicionales en las áreas urbanas.

Exigen más atención

Asimismo el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, afirmó que el sombrío panorama global presentado en el Informe 2017 sobre el Desarrollo del Agua de las Naciones Unidas, requiere una atención urgente de los líderes mundiales. El reporte centra su atención en el tema ‘Aguas residuales: el recurso no explotado’.

Según reveló el estudio, 147 países alcanzaron la meta de agua potable de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU (ODS), mientras 95 lograron el propósito del saneamiento y solo 77 cumplieron ambos.

‘Estas estadísticas no hacen justicia en la transmisión de los problemas de desarrollo y salud que enfrentan tantas personas o en la contextualización de lo desigual que estos servicios básicos se distribuyen en todo el mundo y dentro de las sociedades’, advirtió Zuma, al dar a conocer el documento en nombre del Grupo de Alto Nivel sobre el Agua (HLPW).

Pocos cambios en el panorama global

En 2011 casi el 60% de los mil millones de personas extremadamente pobres del planeta vivían en solo cinco países. Parece que poco ha cambiado la situación desde entonces, enfatizó el gobernante. Dijo que este escenario ‘inaceptable empeorará, a menos que el mundo se una para crear iguales oportunidades de éxito en todos en la carrera contra el tiempo’ para asegurar el valioso recurso de vida para las generaciones actuales y futuras.

La Comisión de Población y Desarrollo de la ONU calcula que la población mundial -en cerca de siete mil 300 millones de personas-, podría llegar a nueve mil 700 millones en 2050, con más de tres mil 100 millones de residentes adicionales en las áreas urbanas. Se prevé que el mayor aumento del número de habitantes ocurra en África, seguido por Asia. Ambos continentes están ‘entre las regiones más afectadas por los problemas de agua y saneamiento’, concluyó Zuma.

El Día Mundial del Agua tiene lugar anualmente el 22 de marzo desde 1993 bajo el auspicio de las Naciones Unidas, como una manera de tomar nota y ampliar el enfoque global en asuntos relacionados con tan esencial líquido para la vida. En 2017 el enfoque es destacar la difícil panorámica en algunas regiones del globo donde sus residentes aún sufren los problemas de acceso al importantes recurso y al saneamiento.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here